Skip to content

Lo que se oculta a las mujeres que abortan

11 de noviembre de 2012

Se llama Síndrome Post-aborto (SPA), y afecta sobre todo a las mujeres que abortan, pero también a personas cercanas (el padre del niño abortado, familiares etc.).  No se manifiesta habitualmente de inmediato, sino que pueden transcurrir semanas, meses e incluso años, antes de que aparezcan los síntomas.

Como describen los psicólogos Schnake y Bennett, tras el aborto en la madre se crea una situación de conflicto entre su condición de madre y el papel que desempeña en la destrucción de la vida de su niño no nacido. Generalmente, esta situación de conflicto se acompaña de la vivencia de un difícil desarrollo del duelo. Según dichos psicólogos, “si se trata de una joven que aborta, tendrá un aumento en la promiscuidad con la finalidad de autojustificar su acto o, desde un punto de vista psico-dinámico, ‘actuar para no recordar’ y para suplir la carencia causada por el duelo. Es específica de este duelo la visión nocturna de sangre o ríos rojos e, incluso, del mismo niño abortado. Es posible que el doliente escuche llantos y que al encontrar un niño de la edad que debería tener su bebé, presente algún tipo de estado de angustia o tristeza. (…).”

En ciertos supuestos, continúan, “los intentos suicidas son característicos de algunos duelos, pero están determinados por variables de personalidad. ‘El suicidio en mujeres embarazadas a las que no se les permite abortar es extremadamente raro, lo cual fue demostrado concluyentemente en varios estudios  bien controlados. El estado de Ohio sólo tuvo dos muertes maternas entre 1995 y 1963 (…)”, así, también, en muchas otras partes, esto contrasta con la alta tasa de suicidios de mujeres que se habían realizado un aborto. ‘En la institución de Suicidas Anónimos (similar a alcohólicos anónimos), sólo en un período de 36 meses, 1.800 mujeres estuvieron en el extremo del suicidio“. (M. Uchman, Director para Ohio de Suicides Anónimos, Informe al consejo de la ciudad de Cincinnati, sep.1, 1981).’”

Otras posibles consecuencias del SPA, afirman Schnake y Bennett, son el autocastigo –que se manifiesta por medio de sentimientos de culpa por no haber evitado el aborto o por no haber interferido en este para evitarlo, en el caso de parientes y amigos- y los estados de soledad: se cree que su error no merece perdón y se aleja de sus amistades, tiende a ser agresivo con éstas.

En el caso de las mujeres mayores de treinta años, el divorcio es una frecuente consecuencia del aborto, en combinación con otros factores, entre los cuales está la búsqueda de un culpable que, generalmente, es encontrado en el cónyuge. Se pierde el respeto en la pareja y la relación comienza a sufrir desgastes y tensiones.

Los centros donde se cometen abortos, los médicos y otros trabajadores del sector sanitario que participan en ellos, nunca informan de estas consecuencias y otras vinculadas a los riesgos para la salud física de la mujer.

La censura y el velo que rodea el sórdido mundo del aborto, con el apoyo de gobiernos y organizaciones internacionales, y el silencio miserable de los grandes medios de comunicación, hacen prácticamente imposible que la mujer tenga un auténtico e íntegro consentimiento informado y por tanto, ignore lo que está por venir tras el aborto.

Por ello, algunas personas y entidades sensibilizadas con esta cuestión, han puesto en marcha algunas iniciativas para dar cobijo psicológico y moral a estas mujeres. Un reciente proyecto televisivo en Estados Unidos, llamado Surrender the Secret (“Entrega el Secreto”), rompe el silencio mediático sobre la cuestión. Se trata de una serie de televisión que se estrenará en el canal norteamericano Knock a partir del 22 de enero 2013, año en que tiene lugar el 40 aniversario de la sentencia Roe contra Wade, que legalizó el aborto en EE.UU.

El programa narra las historias de abortos cometidos en la vida real por 5 mujeres, y las fases posteriores, su síndrome post-aborto y su recuperación psicológica y moral a través del estudio de la Biblia.

Más información sobre el Síndrome Post-aborto:

No más silencio.

Síndrome post-aborto. Reacciones psicológicas post-aborto.

Categorización diagnóstica del síndrome postaborto.

Un mensaje de esperanza.

Instituto para la Rehabilitación de la Mujer y la Familia.

Proyecto Raquel.

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: