Skip to content

Moralidad de los medios de comunicación: hipocresía sobre hipocresía

7 de marzo de 2013

tvLa iglesia ha sido atacada por su hipocresía en el asunto de los escándalos sexuales, y el periodista Tom Wright se pregunta en The Guardian: “Pero, ¿es que no hay nadie más culpable? Si la iglesia es hipócrita sobre el sexo, los medios de comunicación son hipócritas sobre la hipocresía.”

A su juicio “hay dos alternativas a la hipocresía. Ya sea establecer altos estándares morales y mantenerlos absolutamente (aunque según la doctrina cristiana, sólo una persona lo ha hecho); o bien, establecer estándares tan bajos que no son realmente normas en absoluto: simplemente “hacer lo que es natural”. Los ángeles no son hipócritas. Tampoco (creo) que lo sean los animales. Por supuesto que ninguno de nosotros se encuentra en la primera categoría, por lo que la única manera de evitar la hipocresía sería seguir siempre el instinto: hacer lo que le apetezca en ese momento.

virtudesAlgunos expertos en ética defienden esta tesis. “Espontaneidad” o “autenticidad” aparecen como  alternativas atractivas a la hipocresía. Ir con el corazón, se nos dice. Pero si siempre haces lo que más te apetece hacer, puedes evitar la hipocresía, pero te convertirás en inconsistente, poco fiable, y con mucha probabilidad francamente amoral. El corazón, Jesús dijo, es el lugar donde comienzan la mayoría de los problemas. Los grandes teóricos de la ética, desde Aristóteles y los estoicos a los maestros religiosos principales, lo enseñan. La virtud, en el sentido estricto de un carácter formado por el hábito y la práctica, no aparece por casualidad. Uno no se vuelve valiente, ni justo, ni prudente, ni templado, por una decisión repentina durante la noche. (…) Hay que practicar.

hijo prodigoEl cristiano tiene una perspectiva particular de la virtud, afirma Wright: “Algunas tradiciones protestantes fruncen el ceño con esto: ¿no quiere decir ello que estamos tratando de ganar la salvación por las “buenas obras”? Respuesta: no. Todo se basa en la gracia de Dios. Pero la gracia de Dios no funciona “automáticamente”. Parte del “fruto del Espíritu”, junto con la fe, la esperanza y el amor, es el autocontrol. Eso tampoco viene durante la noche.

Los cristianos no dicen (o al menos no deberían decirlo) que ya lo han “hecho”. Afirmamos que seguimos a Jesús. La iglesia está compuesta de hijos pródigos que han descubierto, para su asombro, que su padre todavía les ama. Era el hermano mayor el que pensó que todo era una farsa.”

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: