Skip to content

Redefinir el matrimonio daña la libertad

5 de enero de 2013

CfM(13)La libertad de disentir y el derecho a intimidad son libertades fundamentales en cualquier sociedad verdaderamente abierta. La “Coalición para el matrimonio” (Coalition for Marriage, en inglés) ha publicado un nuevo folleto que recoge diez concretos ejemplos de cómo redefinir el matrimonio para incluir el “matrimonio” homosexual, dañaría la libertad de las personas, según el abogado experto en derechos humanos legal Aidan O’Neill:

1. Los maestros en las escuelas públicas se verían obligados a apoyar la nueva definición del matrimonio. Los que se negasen podrían ser sancionado o despedidos.

2. Los padres no tendrían derecho a retirar a sus hijos de las clases de las que se aprueba la nueva definición de matrimonio a través del currículo.

3. Los capellanes en hospitales, universidades y en las fuerzas armadas podrían ser expulsados si expresaran, incluso fuera de su tiempo de dedicación a tales labores, la creencia de que el matrimonio es una realidad que se da exclusivamente entre un hombre y una mujer.

4. Los cuidadores podrían ser legalmente rechazados por las autoridades locales sobre la base de que no acogen la nueva definición del matrimonio.

5. Los funcionarios y personal al servicio del Estado podrían ser degradados o despedidos por expresar su apoyo al matrimonio exclusivo entre un hombre y una mujer.

6. Los registradores que objetaran en conciencia a la nueva definición del matrimonio podrían ser despedidos a menos que estuvieran dispuestos a actuar en contra de sus convicciones morales y religiosas.

7. Las iglesias, mezquitas y sinagogas podrían verse obligadas a realizar bodas homosexuales si una exención del gobierno de realizar tales bodas en templos religiosos es revocada por los tribunales europeos.

8. En el caso de los países con Iglesias oficiales o nacionales (como es el caso de la Iglesia de Inglaterra) se podría iniciar un proceso de desinstitucionalización o enfrentarse a la posibilidad de una acción judicial, ya que, como iglesia oficial o nacional, debería celebrar una boda de cualquier persona que puede legalmente acceder al matrimonio.

9. Las entidades confesionales benéficas podrían verse afectadas por la prohibición de acceder a edificios o centros públicos (u otros beneficios) si se negaran a aprobar la nueva definición del matrimonio.

10. Los clérigos que estuvieran personalmente en desacuerdo con el matrimonio homosexual, pero que pertenecieran a una confesión o religión que no se opone al mismo, podrían ser llevados ante los tribunales.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: