Skip to content

Cuando la integración europea se convierte en trágica ilusión

3 de diciembre de 2012

Libro KlausEl día 3 de Diciembre de 2012 se ha presentado el libro “La Integración Europea sin ilusiones” (Editorial Club Universitario, 2012), del Presidente checo Václav Klaus, que refleja su frustración con la situación actual en Europa: “El futuro económico no va a ser fácil para aquellos de nosotros que vivimos en Europa, junto con nuestras familias, hijos y nietos, y tenemos, por tanto, un interés genuino y no sólo académico por un futuro positivo. (…) Es más que evidente que la economía regulada en exceso, limitada además por unas pesadas cargas sociales y ambientales, que opera en un Estado de bienestar paternalista, no puede crecer. Esta carga es demasiado pesada y los incentivos para un trabajo productivo son demasiado débiles. Si Europa quiere crecer, tiene que emprender una transformación fundamental, un cambio sistémico, algo que teníamos que hacer hace 20 años en nuestra parte de Europa.”

Sobre el modelo de integración europeo, Klaus opina que la centralización artificial absolutamente innecesaria, la armonización, la normalización y unificación del continente europeo basado en el concepto de ‘una Europa cada vez más unida’ es otro error fatal.”

euro_sogaEn relación con la unificación monetaria de Europa el autor defiende que “su fracaso era inevitable. (…) Todos los economistas que merecen ser llamados así sabían que Grecia y otros países estaban condenados al fracaso después de haber sido encarcelados en dicho sistema. Los beneficios prometidos como resultado de la aceptación de una moneda común nunca llegaron. El supuesto aumento en el comercio internacional y en las transacciones financieras era relativamente pequeño y estaba más que compensado por los costes de este acuerdo.(…) Las expectativas, mejor dicho deseos o sueños, de que una economía europea muy heterogénea se haría homogénea por medio de la unificación monetaria se han demostrado erróneas. Lo mismo puede decirse de la ahora propuesta unión bancaria y fiscal. Las economías europeas se han ido distanciando, no convergiendo desde la introducción del euro. (…) Grecia no trajo consigo el problema europeo actual, Grecia es la víctima del sistema de la Eurozona. El sistema es el problema. Grecia cometió un error trágico: entrar en la zona euro.”

bandera comunista“Los que deciden en la Unión Europea no quieren verlo. Su forma de pensar se basa en un tipo de razonamiento casi comunista: las leyes económicas no existen, la política decide sobre la económica. La gente como yo nos criamos en una época en la que tal modo de pensar era dominante en los países comunistas de Europa Central y del Este. Algunos de nosotros nos atrevíamos a expresar nuestro desacuerdo con ello ya en el pasado. Se nos consideraba enemigos entonces, se nos considera enemigos ahora.

Ha llegado el momento para tomar una decisión fundamental: ¿debemos seguir creyendo en el dogma de que la política puede dictar la economía y seguir defendiendo la moneda común a cualquier costo o debemos finalmente aceptar que tenemos que volver a la racionalidad económica?

restartLa respuesta a esta pregunta dada por la inmensa mayoría de los políticos europeos que hasta ahora ha sido afirmativa: debemos continuar. Nuestra tarea es decirles que las consecuencias de esta política serán enormes y con mayores costes para todos nosotros. En un momento dado, estos costes se volverán intolerables e insoportables. Debemos decir NO. Debemos aceptar que nos encontramos en un callejón sin salida y en tal caso, la única salida posible es el camino de regreso.

Como ya he dicho, lo que necesitamos no es una nueva cumbre en Bruselas, sino una transformación fundamental de nuestro pensamiento y de nuestro comportamiento. Europa tiene que realizar un cambio sistémico. Para llegar a esta decisión se necesita un verdadero proceso político, no la aprobación de un documento elaborado a puerta cerrada por un grupo de burócratas de la UE. Tiene que surgir como resultado de los debates políticos en los distintos países miembros de la UE. Debe ser generado por el pueblo, los “demos” de estos países. (no hay demos en Europa, sólo hay “habitantes” de Europa.)

Sufrimos una crisis. Pero la crisis es – en la definición de Schumpeter – un proceso de destrucción creativa. No todo se puede guardar y mantener. Algo debe ser destruido o dejado atrás en este proceso, especialmente las ideas equivocadas. Debemos deshacernos de los sueños utópicos, de las actividades económicas irracionales y de su promoción por parte de los gobiernos europeos. Parte de esto implica que incluso algunos estados deben dejarse caer. Los opositores a estas ideas siguen diciendo que esta solución sería costosa. No es cierto. La prolongación del corriente salir del paso es más costoso. Los costes que los europeos temen ya están aquí. Son los llamados costes irrecuperables.”

From → Europa, Socialismo

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: