Skip to content

Mujer muerta en Irlanda tras negativa médica a abortar: cuando la ideología toma la iniciativa

25 de noviembre de 2012

Como nos cuenta Von Krempach, para el lobby internacional pro-abortista, la historia era demasiado conveniente para ser verdad: en el momento mismo en que el gobierno irlandés está discutiendo el polémico plan para liberalizar el aborto, una mujer embarazada muere en un hospital irlandés porque se le negó un aborto que “le hubiera salvado la vida”. Los medios se han lanzado a resaltar las presuntas declaraciones de los médicos que insensiblemente le dijeron:”Este es un país católico”. No había otra solución para Savita Halappanavar, embarazada de 17 semanas, que morir a los 31 años.

Al enterarse de este suceso, miles de ciudadanos enfurecidos acuden a manifestaciones “espontáneas” en todo el país, gritando con total indignación contra “la legislación retrógrada que pone la vida de las mujeres jóvenes en situación de riesgo” del país, y (¡por supuesto!) contra la Iglesia Católica y su nefasta influencia en la política irlandesa. Hasta aquí “la noticia” vertida en decenas de medios de comunicación nacionales e internacionales.

Pero ¿cuáles son los hechos?

En primer lugar, Irlanda tiene una de las tasas más bajas de mortalidad materna en el mundo. Mientras que en Irlanda sólo 6 de cada 100.000 mujeres mueren por complicaciones relacionadas con el embarazo, en el Reino Unido la cifra es de 12 y en los EE.UU. de 21. En ambos países el aborto es legal (y uno se siente tentado a preguntarse si eso no es una de las razones por las muertes relacionadas con el embarazo muchas).
En segundo lugar, según reciente información parece que la joven no murió como consecuencia de una complicación relacionada con el embarazo. Su autopsia reveló que murió de envenenamiento de la sangre (septicemia) y de infección de E. coli ESBL, una cepa resistente a los antibióticos de la bacteria. La E. coli ESBL recientemente se ha extendido por todo el Reino Unido, y ha causado infecciones que pueden convertirse en septicemia.

Una vez más, el lobby pro-abortista ha erigido un monumento a su propia malicia. A veces sería bueno contrastar los hechos antes de lanzar un debate intensamente emocional que podría costar la vida de muchas mujeres y niños.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: