Skip to content

El “matrimonio” homosexual impone un concepto ideológico de matrimonio a todos

13 de noviembre de 2012

El debate público sobre el llamado “matrimonio” homosexual en Francia se intensifica desde la presentación en la Asamblea Nacional el 7 de Noviembre de 2012 del proyecto de ley “que abre el matrimonio a las parejas de personas del mismo sexo”. Las palabras del Cardenal de París son una valiosa aportación a dicho debate en el que, desgraciadamente, no faltan -por parte de los defensores del “matrimonio” homosexual- las proclamas denigratorias personales y las acusaciones sin sentido de homofobia. Sus palabras fueron pronunciadas en su discurso de apertura de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Francia el 3 de Noviembre de 2012:

“Contrariamente a lo que se nos presenta, el proyecto legislativo sobre el matrimonio no es simplemente una apertura generosa del matrimonio a nuevas categorías de conciudadanos, es una transformación del matrimonio que afectará a todo el mundo. No será el ‘matrimonio para todos’ (extraña fórmula que sin duda no debe tomarse al pie de la letra). Será el matrimonio del algunos impuesto a todos. Las consecuencias que se derivan para el estado civil son suficientemente elocuentes: ¿se ha pedido a los ciudadanos su acuerdo para que dejen de ser el padre o la madre de su hijo y no sean más que progenitores indiferenciados, A y B? La cuestión fundamental es la del respeto a la realidad sexual de la existencia humana y de su consideración por parte de la sociedad. Tras la prescripción estricta de la paridad en numerosos ámbitos de la vida social, imponer, dentro del matrimonio o la familia donde la paridad es necesaria y constitutiva, una visión del ser humano que no reconoce la diferencia sexual sería una superchería que sacudiría uno de los fundamentos de nuestra sociedad e instituiría una discriminación entre los niños.”

El modo de proceder del gobierno socialista francés recuerda en algunos aspectos el del gobierno también socialista de Zapatero, quien en 2005 introdujo en España el “matrimonio” homosexual, suprimiendo mediante una mera Orden Ministerial en el Registro civil y en el Libro de Familia las palabras “padre” y “madre”, sustituyéndolas por las “neutrales” (sic) “progenitor A” y “progenitor B” (y las de “marido” y “mujer” por “cónyuge A” y “cónyuge B”).

Más información:

Conferencia Episcopal de Francia, “Elargir le mariage aux personnes de même sexe? Ouvrons le débat!, note du Conseil Famille et Société”:

http://www.eglise.catholique.fr/conference-des-eveques-de-france/textes-et-declarations/elargir-le-mariage-aux-personnes-de-meme-sexe-ouvrons-le-debat-note-du-conseil-famille-et-societe-14982.html

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: