Skip to content

Lobbismo abortista y gay: los grandes enemigos de la libertad de conciencia

9 de noviembre de 2012

Son la amenaza más seria en Europa al derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión, un derecho protegido por todos los grandes textos internacionales de derechos humanos, incluida la Carta Europea de Derechos Fundamentales: son los lobbies abortistas y LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales), que están dispuestos a reducir lo más sagrado de la persona (su interioridad espiritual) a la mínima expresión en la vida pública.

En esta ocasión, protagonizan un episodio que se repite: orquestar una campaña de desprestigio contra un candidato a comisario europeo (el maltés Tonio Borg), por sus convicciones morales sobre la familia, el matrimonio y la vida. Los grupos que forman esta “constelación de estrellas” son: Stop Aids Alliance, ILGA-Europe, IPPF (International Planned Parenthood Federation), EATG (European Aids Treatment Group), y European Parliament’s Intergroup on LGBT Rights (Intergrupo del Parlamento Europeo sobre derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales).

En una nota de tres páginas fechada el 28 de Octubre de 2012, dichos grupos recogen una lista de declaraciones y tomas de posición de Borg que reflejan sus puntos de vista sobre familia, el matrimonio y la vida. Dicha nota comienza así:

“Los puntos de vista de Tonio Borg sobre el aborto, la homosexualidad y el divorcio son incondicionalmente conservadores y anticuados. Si bien no son necesariamente sobre temas de competencia de la UE, para él sus fuertes opiniones son”cuestiones de conciencia”, lo que le impedirías ser un comisario particularmente imparcial en la cartera de salud pública.”

En resumen, como Borg tiene fuertes convicciones morales que son contrarias a las propugnadas por el lobbismo abortista y gay (o más bien, a su falta de convicciones morales en temas centrales que involucran la sacralidad de la vida de la persona, la unión matrimonial entre varón y mujer para toda la vida, la esencial condición sexuada natural de la persona y la educación de los hijos conforme a las convicciones morales y religiosas de los padres), su batalla (que ya fue exitoso en el escandaloso caso de Buttiglione) para obstaculizar el acceso al cargo ha comenzado.

Una nueva cesión de la UE en este asunto sería inaceptable: conllevaría la culminación del pensamiento único y la discriminación de las personas por razones de conciencia. Apelar a la imparcialidad -en el caso de esta constelación ideológica- es un ridículo sarcasmo.  ¿Es acaso imparcial favorecer el aborto o la ideología de género? La pretensión de neutralidad del conglomerado público/privado que amenaza la conciencia de los ciudadanos de la Unión Europea debe ser claramente rechazada, si queremos que en Europa todos los derechos fundamentales (incluida la liberad de pensamiento, conciencia y religión) tengan vigencia real y efectiva. Y no menos sangrante aún es que, como ellos mismos reconocen, todos estos temas (vida, familia, educación) quedan fuera del ámbito de competencia de la Unión Europea.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: