Skip to content

Bloqueo informativo al catolicismo

17 de octubre de 2012


Que el catolicismo sea incómodo para el poder está dentro del guión. Si en tiempos pasados el ataque era directo y, con frecuencia cruento, en la postmodernidad la dictadura de lo políticamente correcto se ensaña con el catolicismo de un modo mucho más refinado: simplemente, lo silencia. Todo lo que tenga que ver con él, todo lo bueno que hace o aporta al mundo, a las personas y sociedades, no existe mediáticamente. El modus operandi recuerda al de las purgas marxistas, cuando los caídos en desgracia eran borrados de fotografías, y sus nombres desparecían de las listas.
El caso más reciente del silencio mediático premeditado de las principales cadenas y medios de comunicación norteamericanos sobre la que es probablemente una de las más importantes y trascendentales demandas judiciales de las últimas décadas, da mucho que pensar. La cadena CBS en sus noticias dedicó en una de sus emisiones dos minutos y 31 segundos a las acusaciones de abusos sexuales contra la Iglesia, que habían sucedido hace décadas, ocho veces más tiempo que el empleado en informar de la histórica demanda días atrás.
El Presidente del Media Research Center, Brent Bozell, afirmó al respecto: “No se equivoquen. La CBS resucitó intencionalmente el escándalo de hace décadas la pasada noche ignorando la demanda judicial para echar sal en la herida de 60 millones de católicos de Estados Unidos. Los medios de comunicación están manteniendo retenida esta noticia histórica frente al pueblo estadounidense. Al menos CBS ha oído hablar de la palabra “católico”. ABC y NBC se están comportando como si la Iglesia Católica – y uno de cada cuatro estadounidenses – no existiera.”
Esta táctica de manipulación informativa  a través del silencio es una de las más serias afrentas a la veracidad y la imparcialidad que han de presidir el trabajo periodístico. Pero, desgraciadamente, en Europa -y en España en particular-, los últimos años han sido prolijos en multitud del casos en los que la Iglesia católica, mediáticamente, es un paria para poderosos conglomerados político-económicos, que buscan la prebenda permanente y teledirigir la democracia. Podemos dar gracias de que, al menos por el momento, Internet nos proporciona lo que los medios tradicionales nos niegan.

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: