Skip to content

Acoso homosexual en el trabajo: tendencia creciente

12 de octubre de 2012

Entre 1992 y 2008, el porcentaje de los cargos de acoso sexual entre varones presentadas por la Comisión de Oportunidad de Trabajo Igual de EE.UU (U.S. Equal Employment Opportunity, EEOC) se duplicó, pasando de un 8 % a 16 %. “Si bien algunas personas pueden pensar que el acoso sexual de empleados de sexo masculino es una broma, el problema es real”, dice David Grinberg, portavoz de la EEOC. “Estamos viendo más de lo mismo, y tal conducta tiene serias consecuencias legales para los empleadores.” En Canadá, aunque en menor medida, se observa también un aumento de los casos en los que los varones acuden a las instituciones laborales en busca de protección frente al acoso sexual de otros varones.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos reconoció en 1998 la posibilidad legal de que la persona acosada interponga demanda cuando el acosador sexual es una persona de su mismo sexo en el caso Oncale v. Sundowner Offshore Services, y afirmó: “La prohibición de acoso por razón de sexo no requiere ni asexualidad ni la androginia en el lugar de trabajo. Prohíbe únicamente un comportamiento objetivamente ofensivo capaz de alterar las condiciones de trabajo de la víctima”, Por ello constituye acoso sexual, la conducta que discrimina por razón de sexo, y afecta a los términos y condiciones de empleo de modo que crea un ambiente de trabajo hostil o abusivo para la víctima. Un par de ejemplos recientes: el caso de la empresa Roy Farms, que violó la ley federal al permitir  que un supervisor varón acosara sexualmente a los trabajadores masculinos.; el segundo, en el Distrito Unificado Escolar de California, en el que un empleado ha acusado a su superintendente de acoso sexual.

En Europa aún es un tema insuficientemente tratado. Sin embargo, un estudio de 1998 de Naciones Unidas sobre acoso sexual laboral en la Unión Europea mostraba ya que un 10% de los trabajadores temporales en el Reino Unido manifestaban haber sido sometidos a acoso sexual por personas de su mismo sexo.

Es de desear que los estudiosos del “género” (incluidas las entidades oficiales como la Agencia Europea de Derechos Fundamentales), se apliquen con más ahínco en hacer visible esta dimensión de la realidad laboral, que tiene mucho que ver con sus políticas de apoyo a la ideología de género. No menos importante es que los medios de comunicación informen también de esta forma de violencia contra las personas.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: