Skip to content

Parlamento Europeo: Seminario sobre discriminación de los cristianos en Europa

2 de octubre de 2012

Hoy ha tenido lugar un interesante y sustancioso seminario sobre la discriminación y la intolerancia hacia los cristianos en Europa, con una amplia asistencia de cerca de 120 personas, entre ellas numerosos eurodiputados. El mensaje principal es que el aumento de la discriminación práctica de los cristianos es un hecho extendido, especialmente en el ámbito de los poderes públicos y los medios de comunicación. Así lo ha documentado el Observatorio sobre la Intolerancia y Discriminación contra los Cristianos en Europa (puede consultarse en línea su último informe de 2011)[1]: el 85% de todos los actos criminales de odio antirreligioso en Europa tienen como objetivo directo a los cristianos. Las restricciones prácticas de los derechos fundamentales de los cristianos son numerosas: limitaciones en su libertad de expresión para criticar asuntos amparados por la corrección política, en la libertad de manifestarse (por ejemplo, delante de clínicas abortistas), en su libertad educativa paterna; padecen discriminación laboral en el uso de símbolos cristianos, etc. Por otro lado, la Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA) no muestra absolutamente ningún interés por este problema, y cuando de discriminación religiosa se trata, se centra esencialmente en la padecida por musulmanes. Es por ello que es preciso, ha afirmado Martin Kugler (representante de dicho Observatorio, con sede en Austria), que se acaben los estereotipos negativos y los prejuicios contra los cristianos, y cese la hostilidad contra ellos.

Daniel Lipsic (asesor jurídico de “Alliance Defending Freedom” y antiguo ministro de justicia de Eslovaquia) resaltó el doble estándar del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre “hate speech” (“discurso del odio”) dependiendo del contenido (si se critica lo políticamente correcto –comportamiento homosexual, aborto, islam- o no). El que fuera juez del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Francisco Javier Borrego, ha señalado el uso indebido del derecho a la vida privada como “derecho periférico” que sirve de base para crear nuevos derechos (inexistentes) en el Convenio Europeo de Derechos Humanos y el riesgo que conlleva que dicho órgano judicial se extralimite en sus competencias al no aplicar el Convenio, introduciendo factores ideológicos no previstos por el derecho vigente, que solamente buscan visibilidad mediática.

El Profesor Rocco Buttiglione señaló que la mayoría social europea es silenciosa y que una minoría activista influencia las decisiones políticas, de modo que el resultado del proceso europeo no refleja la realidad social europea. El diplomático vaticano Florian Kolfhaus reclamó el derecho a ser diferente, en una sociedad en la que palabras como compromiso, magisterio o virginidad (de extremada importancia para los cristianos) son denigradas en ocasiones por el poder político y los medios de comunicación.

La opinión común de los asistentes al seminario es que tanto el Parlamento Europeo como el resto de instituciones de la UE deben tomar cartas en el asunto para que todos, incluidos los cristianos, sean tratados con igualdad y sus derechos fundamentales sean respetados en el espacio público por particulares, estados, medios de comunicación y por las propias instituciones de la Unión.

From → Europa, Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bruselense

La actualidad vista desde Bruselas

La actualidad vista desde Bruselas

A %d blogueros les gusta esto: